(Neuquén, 27/03/2013) En declaraciones públicas, el presidente del bloque del MPN José Russo salió a atacar al diputado del Frente de Izquierda y del PTS, Raúl Godoy, a quien lo precediera en la banca obrera, Alejandro López, y llega en su nivel de prepotencia y autoritarismo a atacar a todos los obreros y obreras de Zanon. Un verdadero “exabrupto” y falta de respeto a quienes con esfuerzo y sacrificio han mantenido una fuente de trabajo en pie por más de diez años. Es evidente el desprecio y odio de clase que destila contra los trabajadores.

El gobierno de Sapag y el MPN vienen desencajados y cometiendo una torpeza tras otra. Han actuado con soberbia y prepotencia sin atender los reclamos, ya desde el año pasado, de miles de trabajadoras y trabajadores de la educación nucleados en ATEN, que han presentado un pliego de demandas que atiende las necesidades más acuciantes en la educación pública: salarios, la defensa de la obra social, el ISSN, más de 3.000 bancos que faltan en la provincia, la necesidad de escuelas y nuevas aulas y un plan serio de refacciones en centenares de establecimientos, el pase a planta de los auxiliares de servicio y terminar con la precarización laboral. Ante estos sentidos reclamos respondió con insultos, amenazas y descalificaciones, incluso llegando a la amenaza de prohibir el derecho a huelga.

En la Legislatura actuó con la misma prepotencia: suspendió la primera sesión del año argumentando un acto partidario, y al otro día en la Cámara le negó la palabra a la oposición, lo que motivo el retiro del recinto de todos los bloques opositores. En la sesión de la semana pasada, con la excusa de un homenaje al ex gobernador Salvatori, “coparon” la Legislatura con barra incluida, por más de tres horas para un acto partidario y minutos después, volvieron a cortarle la palabra a la oposición “por falta de tiempo.”

El MPN está nervioso. Quiso quebrar la huelga de ATEN, en vez de dar respuestas, y no lo logra. La comunidad neuquina y sus organizaciones no lo han permitido, y no lo permitirán. Los trabajadores de la educación junto a la comunidad han dado muestras de enorme respaldo en masivas movilizaciones.

Hoy el MPN ataca a la banca del Frente de Izquierda para cambiar el eje de la discusión, porque lo que no dicen es por qué se niegan a repudiar el Proyecto X y el espionaje ilegal de la Gendarmería Nacional, que violó incluso leyes de la democracia, porque son ellos los garantes de la impunidad. Es que en la provincia también fue probado que miembros de la supuestamente disuelta Dirección de Inteligencia del Estado espiaron a los obreros de Stefani y con esos datos les iniciaron causas penales.

Atacan a la Banca porque se ha convertido en un punto de referencia para miles de trabajadores y trabajadoras en lucha. Nos ataca porque seguimos levantando la voz y denunciando los privilegios de estos funcionarios que hablan desde sus cómodos sillones y porque les exigimos que ganen lo mismo que una maestra, como con el proyecto de ley que presentamos. Se enojan con la Banca porque no les votamos la reprivatización del gas y el petróleo. Porque no les votamos el impuestazo que le impusieron a la comunidad entre gallos y medianoche. Porque no le permitimos lavarse la cara con proyectos de un “video” explicativo en los colectivos sobre la trata mientras permiten prostíbulos y cabarets en toda la provincia.

Se enojan porque denunciamos esta democracia para ricos, que mientras discuten las migajas en la Legislatura, hacen sus grandes negociados en otros lugares. La verdad es que la Legislatura es una máquina de votar declaraciones que suenan muy bien, pero a la hora de votar leyes son directamente en favor de los negociados capitalistas.

El partido de gobierno se siente ofendido por nuestras denuncias y acusaciones de impunidad: pero es un verdadero escándalo político que se nieguen a repudiar el espionaje ilegal, que mantengan de ministro a Gastaminza al frente de la policía de gatillo fácil. Que el asesino de Carlos Fuentealba, Poblete, se pasee tranquilamente por las calles de Zapala, que el responsable político del fusilamiento de Fuentealba siga siendo el presidente del MPN, a días de cumplirse un nuevo aniversario de su asesinato.

Y los ataques de Russo también están plagados de mentiras. Nosotros votamos a favor del voto a los 16 años, pero no acompañamos el planteo de que se trate a los jóvenes como electores de segunda, exigimos obligatoriedad y derechos plenos. Lo que le molesta a Ruso y a todos estos funcionarios es que denunciemos sus privilegios, que se atornillan a sus sillones, a diferencia de nuestra Banca, donde cada uno de nosotros cobra lo mismo que en la fábrica, rotamos y  volvemos a trabajar junto a nuestros compañeros.

Por todo esto, no bajaremos los brazos en esta lucha. Seguiremos exigiendo que se pronuncien sobre el Proyecto X y el espionaje contra las organizaciones de trabajadores, estudiantiles sociales y de DDHH, como se planteó en la marcha con miles de personas este 24 de Marzo. Seguiremos denunciando la impunidad de ayer y de hoy.

 

Raúl Godoy, dirigente del PTS, diputado provincial Frente de Izquierda

Alejandro López, Agrupación Marrón ceramista, diputado MC Frente de Izquierda

Integrantes de la Banca Obrera y Socialista del FIT

Anuncios