Por Alejo Lasa

El jueves 13, Alejandro López presentó un proyecto de ley contra la criminalización de la protesta social y por el desprocesamiento de todos los luchadores con causas en la justicia provincial. Como reveló un informe de la propia justicia solicitado por la banca del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, son más de 1400 las cusas relacionadas a protestas sociales en suelo (o rutas) neuquino.

No habían pasado ni dos horas de dicha presentación, y el presidente del bloque de diputados del MPN sacó un comunicado acusando a López de “demagogo” y de “mentirle a los trabajadores” porque, según él, la Legislatura neuquina no tiene esa facultad. Por supuesto que esto es puro verso, y Russo lo sabe: la Constitución provincial delega a los diputados en su artículo 189 inciso 17 la facultad de “conceder amnistías por delitos o infracciones de jurisdicción provincial”.

Más allá de los argumentos leguleyos, detrás de las declaraciones de Russo está lo que es una verdadera política “de Estado” (lo que en nuestros pagos es casi lo mismo que decir “de MPN”): el ataque sistemático a las organizaciones obreras que salen a luchar y la judicialización de los trabajadores y sectores populares que se movilizan. El propio gobernador Sapag viene endureciendo su discurso contra los piquetes, los paros y movilizaciones, llegando a acusar de “golpistas” a los estatales por reclamar aumentos salariales. No por nada coincidieron con el radical “macrista” Quiroga no sólo en los actos oficiales por el aniversario de la Ciudad de Neuquén sino que se “pisaron” con los mismos argumentos antiobreros.

Lo más grave de todo, es que este “discurso” viene siempre acompañado de acciones en la misma sintonía, y va preparando el terreno para nuevos aprestos represivos. No olvidemos que así empezaron en el 2007 Jorge (en ese entonces Sobisch, hoy Sapag), “Pechi” Quiroga (el mismo ayer y hoy) y las cámaras empresarias, y terminaron con la policía desalojando las rutas luego de una “guerra de nervios” contra los cortes, y asesinando a Carlos Fuentealba.

Este fin de semana detuvieron a 3 trabajadores municipales de Plottier de UPCN que participaron de uno de los cortes de ruta, y este jueves comienza el juicio a Marcelo Guagliardo y Daniel Huth por un corte de ruta durante la gran huelga de ATEN en el 2010. Esta es la política que venimos denunciando desde el Frente de Izquierda, y que Russo sale a defender.

Como dice el dicho, cada vez que alguien sale con una derechada: “le saltó el enano fascista”, independientemente (a veces) de la estatura de quien emite el comentario.

Anuncios