Hacemos este homenaje en este recinto desde nuestra banca del Frente de Izquierda y los Trabajadores, conquistado bajo las mismas banderas que defendieron los mártires de Chicago. En defensa incondicional de la única clase productora de riqueza en esta sociedad capitalista, nuestra clase obrera. Lo hacemos porque conquistamos esta banca levantando las mismas banderas.

El 1º de Mayo, no es la fiesta del trabajo, como nos quieren hacer creer, no es el día del trabajador en general. Es el día internacional de lucha de nuestra clase en todo el mundo; de nuestra clase que no tiene fronteras. No es un día de recordación, es un día de lucha. Es el día en que desde hace muchos años los obreros en lucha decidieron que se realizaran huelgas a nivel mundial. Con los años, los gobiernos -junto a los patrones y las burocracias sindicales- le quisieron sacar el espíritu de lucha y lo hicieron un feriado más, pero para nosotros es un día de lucha. Es un día donde reafirmamos nuestra pertenencia a una clase social que mueve al mundo, a una clase social que es la única que puede dar una salida progresiva a la descomposición capitalista actual.

Defendemos a nuestra clase siempre, por eso estuvimos en el Parque Indoamericano donde fuerzas represivas conjuntas de la bonaerense, la Federal y Gendarmería asesinaron a hermanos bolivianos y paraguayos, obreros precarios que buscaban un pedazo de tierra para vivir.

Por eso luchamos hoy contra la precarización laboral y la enorme cantidad de horas de trabajo que tienen que hacer compañeros y compañeras para llegar a tener un sueldo que alcance. En las obras de la construcción, en los talleres textiles, en el petróleo, en la alimentación, en el transporte y en muchísimos lugares más de trabajo.

Nuestra lucha no es por el pasado, es por el presente y por el futuro de una clase que es la única productora, la que no está destinada a ser toda la vida carne de explotación, sino la que puede romper sus cadenas, terminar con este sistema capitalista de explotación y construir una nueva sociedad al servicio de las grandes mayorías y no de un puñado de capitalistas.

Saludo desde aquí la lucha de nuestros hermanos de clase en el estado español, en Grecia, en el Norte de África. Saludo y homenajeo a nuestros trabajadores latinoamericanos que luchamos contra estos gobiernos que nos persiguen con leyes represivas como el Proyecto x y la Ley Antiterrorista. Saludo y exijo el desprocesamiento de todos los compañeros procesados por luchar y la libertad de todos los presos políticos, como nuestros hermanos petroleros de Santa Cruz.

¡Viva el 1º de Mayo, viva la clase obrera internacional!

Anuncios