Reportaje en el programa Código Urbano a la diputada del MPN Silvia de Otaño atacando a la banca del Frente de Izquierda. Imperdible…

 

AL: Vamos a tener un año muy particular. ¿Por qué digo esto?, porque es el año posterior a uno intenso en cuanto a propuestas, a debates, recordemos que fue un año netamente electoral. Elegimos hasta delegados a distintos, por ejemplo en Neuquén elegimos a delegados de Calf. Se eligió todo. Después de un año intensamente vivido en lo político, viene un año en donde ¿uno qué espera? Las concreciones. Uno inicia este año esperanzado en que finalmente quienes han resultado electos y a quienes hemos elegido todos, por más que vos hayas votado por otra persona, el que ha resultado ganador en las distintas elecciones, ha sido elegido por todos, porque vos con tu voto participaste por más que no lo hayas votado, pero legitimaste ese poder que tiene hoy quien esté como intendente, como concejal, como gobernador, como diputado provincial y así hasta llegar a la presidencia de la Nación. Vamos a tener un año, si Dios quiere, intenso en cuanto a concreciones. Pero también tenés aquellos sectores que como no lograron captar la atención en votos de la ciudadanía, se aprestan a poner en marcha la máquina de impedir. Esta máquina de impedir aparece precisamente siempre después de los años políticos intensamente vividos. Aquellos sectores a los cuales la ciudadanía en su gran mayoría le da la espalda con su voto, son los que ponen en marcha esta gran máquina de impedir y los vamos a escuchar, y los vamos a ver con ese discurso totalmente alejado de las pretensiones de la mayoría de la ciudadanía, pero que uno no termina de entender por qué sigue vigente ese discurso que todavía nosotros no hemos terminado con esa máquina de impedir. Cuando digo todos, estoy hablando de los profesionales que quisieran que sus hijos estuvieran muchísimo mejor a partir de la calidad educativa que reciben tanto en el plano privado como en el plano público. Aquel obrero que quisiera que sus hijos recibieran una calidad en la atención de salud como recibe cualquier mortal en otro país normal. Estoy hablando de aquel delincuente que espera un proceso judicial y que aún sigue demorado porque uno no sabe cómo finalmente termina ese lento reloj de la justicia en este país. Nos referimos a esa máquina de impedir. Yo ayer escuchaba atentamente los conceptos vertidos en distintos sectores, en distintos medios de comunicación de esta gran máquina de impedir que ya está andando y tiene que ver precisamente con el sistema educativo provincial. Y uno se siente tocado, porque uno desde el lugar que ocupa también es responsable de estos debates que se han dado, ricos debates; aquí en esta radio nosotros fuimos partícipes de jornadas de debate intensas y ricas en cuanto a conceptos y creíamos que era una deuda que estábamos saldando con toda la comunidad, el hecho de llegar a tener una ley provincial de educación. Recuerden ustedes que se desarrolló un foro durante todo el año; se llegó a concretar un anteproyecto de ley, o un proyecto de ley que tiene que ser tratado este año en la Legislatura provincial. ¿Y saben qué? La máquina de impedir ya empezó a rodar. Y por ahí pueden resultar estos conceptos tendenciosos, sí, son tendenciosos. Son tendenciosos y son en contra de aquella máquina de impedir. Porque uno ya se cansa, así como se cansa el papá de aquel chico que está recibiendo una educación mala, una mala educación pública, uno como comunicador también se cansa de escuchar siempre el mismo discurso, porque si evolucionaran, bueno, estaríamos ante un desafío mayor, que es debatir sobre cuestiones que nunca se han discutido, y realmente vamos a tener que empezar a trabajar responsablemente sobre este tema. Y empezar a hablar sobre la máquina de impedir, de estos ingenieros que arman la máquina de impedir cada vez que tenemos que construir.

 

Entrevista: Diputada provincial por MPN, Silvia de Otaño.

AL: No sé si le quedarán ganas de hablar, yo me saqué las ganas de hablar.

SDO: El encuadre que hiciste del tema es, no merece palabras que sobreabunden, ¿no?, fue perfecto.

AL: Ahora, el tema es cómo encarás un año donde las expectativas están centradas en contar con una ley provincial de educación que todos realmente necesitamos, ¿no?

SDO: Sí, bueno, digamos, yo esa pregunta me la hice hace un mes más o menos cuando empezamos a recibir bombardeos de todo tipo y natural a mi condición de mente, al principio por supuesto me enojé, pero en realidad con el paso del tiempo vuelve a suceder lo mismo que ya nos sucedió dos años atrás, o tres, cuando empezamos a darle forma a esto de un espacio de participación para todo aquel que quisiera hacerlo. Entonces mucha tolerancia, mucha insistencia, y mucho debate. Acá, esta nueva máquina, o esta máquina de impedir que ha tomado un espacio que quizás anteriormente no lo tuvo, no lo quiso tener, o no quiso participar, deberá entender que son procesos de construcción colectiva, donde uno puede formar parte o no, pero es la elección que tiene que hacer cada uno de ellos. Nosotros, nuestra misión en este tema es concretar lo que vos muy bien has dicho. Nosotros nos propusimos desde hace 3 años atrás hacer una ley de educación que tiene varias etapas. Una ley de educación marco, que es la que hoy está el anteproyecto de ley en la Legislatura y luego toda una sanción de leyes transversales que hacen necesaria para ajustar el sistema. Esta sensación que no solamente los que participamos en forma directa, que somos los diputados, sino mucha gente que participó con ponencias, con las encuestas, brindando (?) lo sintió, es que estaban rindiendo un examen y (?) en su momento y en un primer momento fue, el anteproyecto de ley, el proyecto de ley, perdón, no está sometido a examen. En realidad nosotros no pretendemos que nos digan es bueno, es malo, me gusta, no me gusta, como un anteproyecto, como todo proyecto que tiene el apoyo de distintos sectores, tiene partes que nos gustan a todos y partes que no nos gustan, esto, pero así se compensan las leyes, digamos, con un (?) de cada uno de las distintas visiones y con un hilo conductor que nos permite arribar a un proceso que nos conforme a todos, o a la, por lo menos la gran mayoría. En eso estamos. Hay que esperar el 1º de marzo, que se normalice la actividad de la Legislatura, habrá que esperar al primer jueves, creo que es el jueves 7, jueves 8, es decir, donde haremos una presentación oficial y estableceremos el mecanismo del funcionamiento de la comisión de educación y ahí comienza esa idea nuestra, y cuando digo nuestra, digo del MPN, comenzar un proceso a través de salir al interior, de puesta en funcionamiento y sobre el tapete de este proyecto de ley, a toda la ciudadanía. Y entonces quien tenga que aportar modificaciones, (?) podrá hacer y quien no, no lo hará. Esto tiene la misma visión que tenemos cuando presentamos el foro educativo, que si vos recordás también como yo, fue tan bombardeado como ahora, este proyecto de ley, ¿no?

AL: Sí (?)

SDO: Bueno, son procesos donde (?) acostumbrados a convivir en el antagonismo del pensamiento político. Pero esa es la democracia, y tenemos que convivir, tenemos la obligación de en estas diferencias, a veces tan extremas, buscar que, cuál es la salida para el ciudadano, no para los diputados, ni para los distintos sectores políticos. (?) ciudadano en general, más allá de su elección o su participación político partidaria.

Anuncios